El Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y  Muestra Internacional De Folclor Es el más representativo evento cultural del Huila y la ciudad de Neiva, una oportunidad de desarrollo socioeconómico mediante la revitalización del patrimonio cultural inmaterial, gracias a las vivencias comunitarias que implican el desarrollo de los diferentes Encuentros y Concursos que genera el Festival, que si bien son un espacio en el tiempo para el diálogo cultural local y regional, es un momento especial en Colombia de interculturalidad en que convergen todas las manifestaciones culturales del país y algunas del mundo.

El Huila se encuentra ubicado en la cuenca del río Magdalena y encerrado al sur, oriente y occidente por barreras naturales como el Macizo colombiano y las cordilleras central y oriental.  La zona plana del norte es la única entrada «natural» al territorio, uniéndolo fácilmente con la costa atlántica a través del valle del Magdalena.  Posee todos los pisos térmicos, desde el cálido hasta el de nieves perpetuas.   La historia del Huila se ha dividido en los siguientes períodos:

  • Prehispánica: Desde antes de Cristo hasta 1538
  • Conquista española, de 1538 a 1610
  • Conquista y colonia, de 1610 a 1820
  • Primer siglo de vida independiente, de 1820 a 1905
  • Articulación a la economía Nacional de 1905 a 1958
  • Producción petrolera y agricultura comercial, desde 1958 hasta hoy, que somos la entrada a la región colombina en donde se está generando el mayor proceso encaminado a concertar la paz para el territorio nacional.

SAN JUAN Y SAN PEDRO

La aceptación social y los contenidos representacionales y el uso instrumental de la fiesta de San Pedro, por determinados grupos privados y gubernamentales, son los medios que se han expuesto para justificar el Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco.

El 7 de diciembre de 1959 la Asamblea Departamental del Huila aprobó la Ordenanza # 44 “Por la cual se fomenta el Festival Típico del Huila y se crea la Junta Folclórica Departamental. Así como autorizando a la Licorera y al fisco departamental a cubrir los gastos de la organización de la fiesta y los de las candidatas participantes en el Reinado…»

Dan fe a su legalización el nacimiento de las Fiestas del San Juan y del San Pedro para celebrar «la jura» u obediencia al Rey de España Carlos IV y la Ordenanza 064 de 1960 que ordenaba «a la dirección de turismo la organización del Reinado del Bambuco, abrir concursos con premios a los mejores conjuntos musicales, danzas folclóricas, carrozas, entre otros.

El Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional De Folclor, fortalece los principios constitucionales posibilitando y dinamizando los procesos socioculturales regionales, optimizando recursos, en la organización de un Festival que permite la participación de toda Colombia.   De esta manera se cumple con la constitución Política de Colombia, la Ley General de Cultura.

Es interés de las entidades públicas y privadas de la región, hacer del  El Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y   Muestra Internacional De Folclor, el más representativo evento cultural del Huila y la ciudad de Neiva, una oportunidad de desarrollo socioeconómico mediante la revitalización del patrimonio cultural inmaterial, gracias a las vivencias comunitarias que implican el desarrollo de los diferentes Encuentros y Concursos que genera el Festival, que si bien son un espacio en el tiempo para el diálogo cultural local y regional, es un momento especial en Colombia de interculturalidad en que convergen todas las manifestaciones culturales del país y algunas del mundo.  Esta dinámica impacta la transversalidad cultural de todos los sectores que son aliados, estratégicos en la organización y la generación de beneficios para la región, el país, propios y visitantes.

La Ley 1026 del 2 junio de 2006 declara PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN AL FESTIVAL FOLCLÓRICO, REINADO NACIONAL DEL BAMBUCO Y MUESTRA INTERNACIONAL DE FOLCLOR, que reúne en el mes de junio al País y al mundo, en un espacio propicio para que creadores, investigadores  culturales, gestores pongan en valor todas las expresiones artísticas, producto de sus procesos formativos para dar a conocer el variado patrimonio tangible e intangible que posee el Huila, para su interacción con la pluriculturalidad Colombiana.

El FESTIVAL FOCLÓRICO, REINADO NACIONAL DEL BAMBUCO Y MUESTRA INTERNACIONAL DE FOCLOR, es un evento concertado con el Ministerio de Cultura que se ha realizado ininterrumpidamente desde 1960 y cumplirá en el año 2021 SESENTA (60) AÑOS de realizaciones.

El Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Internacional de Folclor valorado y declarado Patrimonio Cultural de la Nación, además de ser el mejor escenario de diálogo cultural y de la Interculturalidad Colombiana, es el espacio para que creadores y gestores, a través de criterios rigurosos y transparentes de selección puedan interactuar y proyectar sus expresiones culturales a propios y a visitantes.

El Festival define una oferta cultural incluyente acorde con la disponibilidad presupuestal, que son los recursos aportados por el Gobierno Departamental y por el Ministerio de Cultura, así como los ingresos obtenidos, producto de la gestión realizada con el sector privado para costear todos los aspectos culturales de la producción simbólica de nuestro Departamento, que es variada y diversa como lo es nuestra Región y País.

El Festival permite, que en las Rondas Eliminatorias participen más de 1570 cultores y en los espectáculos finales participen más de 1000 cultores del Departamento, de Colombia y de tres países más. En total se vinculan más de 2.570 creadores y artistas en forma directa a las festividades del San Juán y del San Pedro en el Huila, contando grupos de danzas, de música, comparsas, artesanos y bandas de viento

La Secretaría de Cultura y Turismo del Huila, responsable de la programación y realización del FESTIVAL FOLCLORICO REINADO NACIONAL DEL BAMBUCO Y MUESTRA INTERNACIONAL DE FOLCLOR, suscribe todos los años convenios interadministrativos, que son firmados entre el Ministerio de Cultura y el Departamento del Huila para la concertación del Evento, mientras que el Fondo Mixto de Promoción Turística de Colombia lo ha declarado «Fiesta Oficial de Colombia».

Así estamos construyendo las mejores fiestas de Colombia para:

  • Conservar nuestra tradición.
  • Difundir nuestra cultura.
  • Fortalecernos como Pueblo.
  • Generar mayores expectativas de vida.
  • Traer más turistas a Colombia.
  • Mostrar más nuestros productos.
  • Obtener mayor rentabilidad durante el año.

Para el Departamento de Huila y para Colombia, es de vital importancia continuar realizando el Festival, que además de mostrar nuestra región como creadora de manifestaciones culturales, hacen que el huilense se sienta orgulloso de su tierra y se comprometa cada vez mas con ella.

El Festival Folclórico y Reinado Nacional del Bambuco,  Muestra Internacional del Folclor,  es la dinámica misma del Folclor Huilense expresada a través de sus manifestaciones culturales y es un evento generador de espacios de convivencia de respeto y tolerancia a la diversidad;  es un mecanismo adecuado para la reconstrucción del tejido social y una mesa amablemente servida para que la Interculturalidad Nacional experimente un diálogo cultural que,  fundamentado en el respeto a la diferencia,  nos lleve a comprender mejor que somos un solo Proyecto de Nación,  en procura de una sociedad mas justa,  respetuosa y tolerante de la pluralidad que integra la nacionalidad Colombiana.

GUILLERMO GONZÁLEZ OTÁLORA

El Departamento del Huila, por su diversidad cultural y por los principios consagrados en la Constitución Nacional, que otorga importancia a las regiones, como un mecanismo de administración y respeto a las autonomías regionales, realiza el Festival Folclórico como una actividad y respuesta colectiva a la identificación y fortalecimiento cultural de la Región Andina y en especial de la Tierra Opita.

La Constitución Política de Colombia considera como principios fundamentales, en su Artículo 2, como fin esencial del Estado: “…facilitar la participación de todos en las decisiones que los afectan y en la vida económica, política, administrativa y cultural de la nación…”, así como establece en el Artículo 8 la “obligación del Estado y de las personas de proteger las riquezas culturales y naturales de la Nación”.  Estos principios implican descentralización y autonomía regional y local con lo cual se fortalece el reconocimiento de las identidades y la diversidad cultural de Colombia.

Los derechos constitucionales que tiene el pueblo colombiano y en especial en su esencia, están contemplados en el artículo 70: “El Estado tiene el deber de promover y fomentar el acceso a la cultura de todos los colombianos en igualdad de oportunidades…”. En el Artículo 71 consagra que “…el Estado creará incentivos para personas e instituciones que desarrollen y fomenten la ciencia y la tecnología y las demás manifestaciones culturales y ofrecerá estímulos especiales a personas e instituciones que ejerzan estas actividades”.  También en su Artículo 52 establece que “Se reconoce el derecho de todas las personas a la recreación, a la práctica del deporte y al aprovechamiento del tiempo libre”.

Por otra parte, la Ley General de Cultura (397 de agosto 7 de 1997) brinda las herramientas legales para fortalecer las organizaciones regionales y los propósitos por hacer de Colombia un país unido en torno a su pluralidad cultural.   En su Artículo 1. DE LOS PRINCIPIOS FUNDAMENALES Y DEFINICIONES, en el numeral 2, establece que: “La cultura en sus diversas manifestaciones, es fundamento de la nacionalidad y actividad propia de la sociedad colombiana en su conjunto, como proceso generado individual y colectivamente por los colombianos.  Dichas manifestaciones constituyen parte integral de la identidad y la cultura colombianas.”   El numeral 3 del mismo artículo consigna que “el Estado impulsará y estimulará los procesos, proyectos y actividades culturales en un marco de reconocimiento y respeto por la diversidad y variedad de la Nación colombiana.”.  El numeral 5 dicta que “Es obligación del Estado y de las personas valorar, proteger y difundir el Patrimonio Cultural de la Nación.” Y el numeral 9 define que “El respeto de los derechos humanos, la convivencia, la solidaridad, la interculturalidad, el pluralismo y la tolerancia son valores culturales fundamentales y base esencial de una cultura de paz”.   Así mismo, el Artículo 2, considera que el Estado debe preservar el patrimonio cultural de la Nación, apoyar y estimular a las personas, comunidades e instituciones que desarrollen o promuevan las expresiones artísticas y culturales en los ámbitos locales, regionales y nacional.  El Artículo 18 estipula que “El Estado, a través del Ministerio de Cultura y las Entidades Territoriales, establecerá estímulos especiales y promocionará la creación, la actividad artística y cultural, la investigación y el fortalecimiento de las expresiones culturales.  Para tal efecto, establecerá, entre otros programas, bolsas de trabajo, becas, premios anuales, concursos, festivales, talleres de formación artística, apoyo a personas y grupos dedicados a actividades culturales, ferias, exposiciones…”

Es importante resaltar el Artículo 4 de la Ley General de Cultura:  DEFINICIÓN DE PATRIMONIO CULTURAL DE LA NACIÓN.   El Patrimonio cultural de la nación está constituido por todos los bienes y valores culturales que son expresión de la nacionalidad colombiana, tales como la tradición, las costumbres y los hábitos, así como el conjunto de bienes inmateriales y materiales …. y las representaciones de la cultura popular”.  El Parágrafo de Artículo citado, en su segundo párrafo, establece que “También podrán ser declarados bienes de interés cultural, previo concepto del Ministerio de Cultura, aquellos bienes que hayan sido objeto de reconocimiento especial expreso por las Entidades Territoriales”.

Por otra parte, la función del Gobierno Departamental está contemplada en el artículo 298 de la Carta Magna cuando dicta que: “Los departamentos tienen autonomía para la administración de los asuntos seccionales y la planificación y promoción del desarrollo económico y social dentro de su territorio en los términos establecidos por la Constitución.” “Los departamentos ejercen funciones administrativas, de coordinación, de complementariedad de la acción municipal, de intermediación entre la Nación y los Municipios y de prestación de los servicios que determinen la constitución y las Leyes”.

Así mismo, el Artículo 300 contempla que “Corresponde a las Asambleas Departamentales por medio de ordenanzas:  1.  Reglamentar el ejercicio de las funciones y la prestación de servicios a cargo del departamento.  2.  Expedir las disposiciones relacionadas con la planeación, el desarrollo económico y social, el apoyo financiero y crediticio a los municipios, el turismo, el transporte, el ambiente…”  Este soporte constitucional favorece la presentación de proyectos de cobertura departamental y nacional en la búsqueda del mejoramiento del nivel de vida y en la creación de un sano ambiente para la convivencia ciudadana.

En el Huila, al igual que en otras regiones periféricas, se ha llegado a la modernidad, pero aún no se le ha asumido.  Esta circunstancia se advierte en el notable desconocimiento de los procesos culturales regionales por parte de los habitantes del Departamento, que los condena, en la mayoría de los casos, a carecer de perspectivas históricas y afirmación cultural, y por lo tanto a automarginarse de la construcción colectiva de una sociedad civil “mayor de edad”.

Por consiguiente, es imperativo construir procesos con los habitantes del Huila, a partir de sus intereses y aspiraciones cotidianas, que les permita reconocerse a sí mismos, examinar sus tradiciones, evaluar la manera como han recibido los impactos tecnológicos o “salto a la modernidad”, a fin de que decidan crear un proyecto claro de sociedad para el Siglo XXI.

El Departamento debe asumir su función brindando logística en la programación de actividades culturales que tiendan, mediante la participación comunitaria, a dar continuidad a las actividades de investigación, conservación y difusión del patrimonio cultural local y, a la vez, a dar autonomía a las localidades, de tal forma que puedan asumir los cambios socioculturales que conlleven las transformaciones nacionales e internacionales.

Las expresiones culturales atraen la atención de la gente y cautivan su imaginación   de forma que otros medios no pueden hacerlo; son por ello vehículos de enseñanza muy eficaces en tanto no se usen de forma autoritaria, condescendiente o manipulativa.

El San Pedro es fuente de creatividad e innovación, y ayuda a generarlas. Al fomentar la imaginación promueve la idea de que el cambio es posible y se puede trabajar por un futuro mejor desde la región, fortaleciendo la capacidad de organización de eventos culturales en los municipios a la vez que cautiva público que valora y posibilita nuevas creaciones.

Mediante la expresión cultural se pueden mantener vivos la riqueza de enfoques del mundo y tecnologías diversas al transmitirlos y sustentarlos en una trama cultural más amplia, evitando empobrecimiento, conflictos y alienación a la vez que se conserva la autonomía de los grupos.  Las fiestas sampedrinas generan una gran variedad de manifestaciones alegres que recrean la vida cotidiana o que sirven de desahogo para las gentes laboriosas de Colombia.

Afiches Oficiales

Encuentros en el Marco del Festival

En estos encuentros y concursos los participantes son niñ@s, adolescentes adultos y adultos mayores, que integran las bandas de Vientos, los grupos de danzas, los bailes típicos de nuestra región, artesanos, entre otros, lo cual significa que se puede demostrar la producción y creatividad en las diversas expresiones de nuestro folclor, oficiando como anfitrión para recibir a todas las regiones colombianas y a los países invitados.

Es un espacio de diálogo cultural, en el que intervienen representaciones folclóricas de las regiones del País.  En un intercambio de experiencias y reconocimiento mutuo, que tiene como fin promover el desarrollo cultural favoreciendo la preservación, la investigación, producción y difusión de las manifestaciones folclóricas más importantes de cada región (música y danza), como un ejercicio de convivencia y reconocimiento para información de cada una de las expresiones.

La Organización del Festival Folclórico, Reinado Nacional del Bambuco y Muestra Nacional del Folclor extiende invitación a los grupos colombianos y extranjeros que lo ameriten, de acuerdo a su trayectoria y trabajos presentados en otras festividades, el cual deberá ser sustentado con videos, publicaciones, textos de investigación, etc., y los trabajos presentados por los grupos participantes de años anteriores.

Cada agrupación debe hacer sus presentaciones, con los trajes e instrumentos típicos de la región que representan, en los sitios y horas señalados por los organizadores del Encuentro y deben interpretar exclusivamente danzas folclóricas de su Departamento o País de origen.

Es un espacio cultural en el cual las bandas de músicos de los diferentes municipios del Huila, expresan su capacidad y calidad interpretativa y convalidan su desarrollo en los diferentes procesos musicales. Tiene como finalidad estimular el desarrollo de las bandas musicales como expresión fundamental y sentir vivo de nuestros pueblos, favoreciendo la cualificación de los procesos formativos de música que, dentro del Plan Departamental de Bandas, se desarrolla en el Departamento del Huila con el auspicio del Ministerio de Cultura.

Participan las Bandas de Vientos Municipales, juveniles y las rurales existentes en todo el territorio Huilense, cuya estructura corresponda a la establecida en el Plan Departamental de Bandas.

Cada Banda interpreta tres (3) temas de los cuales uno (1) debe ser del folclor huilense uno (1) del folclor colombiano y uno (1) libre. La ejecución de las tres (3) obras no debe superar en su totalidad los quince (15) minutos.

Es un espacio de Encuentro y diálogo cultural de la música más auténtica del campesinado Huilense.  El rajaleña es una de las más importantes manifestaciones culturales del pueblo Opita, que por su dinámica y evolución es patrimonio que se transmite de generación en generación enriqueciendo el acervo cultural Huilense. Este Encuentro tiene como finalidad estimular a los Grupos Folclóricos Huilenses que interpreten el aire autóctono del Rajaleña en sus diferentes tonadas.

Participan conjuntos Rajaleñeros integrados por intérpretes residenciados en el Departamento, integrado como mínimo por seis (6) y un máximo de doce (12) personas que sean en su totalidad mayores de edad.

En el encuentro Infantil de Rajaleñas, participan conjuntos Rajaleñeros integrados por intérpretes residenciados en el Departamento, conformado como mínimo por Seis (6) y un máximo de doce (12) integrantes entre los seis (6) y los diecisiete (17) años y su presentación se realiza vistiendo el traje típico Huilense. Se admite un (1) adulto como integrante del grupo, quien no puede ser integrante de otro grupo.

Con el ánimo de reconocer los trabajadores  de la cultura que de manera desinteresada han logrado recuperar las expresiones Danzarías del Departamento del Huila, y en este caso, la Rumba Campesina, expresión dancística que tiene sus orígenes desde la década del 50, se crea este espacio para que todas las personas que preservan dentro de su repertorio  coreo-musical este legado Cultural, puedan enriquecer desde la perspectiva regional las manifestaciones folclóricas del Departamento del Huila.

Es la sumatoria de saberes y destrezas en un Encuentro para estimular la dedicación y creatividad de Maestros artesanos propiciando su reconocimiento y valoración como artífices de una nueva alternativa de desarrollo económico para el Huila.

Pueden participar todos los maestros artesanos del Huila, de otros departamentos de Colombia y del exterior.  La escogencia de productos que aspiran a participar del certamen artesanal, la realiza un Comité de Selección.

Las artesanías que pueden participar deben relacionarse con los oficios tradicionales u oficios y técnicas nuevos que contengan una fuerte carga de identidad cultural, dentro de los cuales se incluye la artesanía contemporánea.

Es el espacio a partir del cual se confronta el grado de desarrollo de los diferentes procesos que se desarrollan en el Huila, que a instancias de las escuelas de formación y otros procesos culturales vienen consolidando nuevas propuestas, en las cuales la investigación, y el trabajo continuado y permanente de coreógrafos, y danzarines son el soporte del desarrollo cultural dancístico,  además con el objetivo de  resaltar y difundir los aires autóctonos del Departamento del Huila y seleccionar el grupo de danzas que representará al Departamento en el Encuentro Nacional e Internacional de danzas folclóricas  “INÈS GARCÌA DE DURÀN”

Como una de las maneras más efectivas para afianzar nuestra identidad cultural, este Encuentro permite además despertar   en los niños, jóvenes y en los adultos el interés por el conocimiento, la interpretación y la conservación del Bambuco tradicional, raíz primigenia de nuestro folclor.

En el Encuentro infantil participan niños entre los 6 y los 11 años de edad

En el Encuentro Juvenil participan jóvenes entre los 12 y los 17 años de edad

En el Encuentro de Adultos participan hombres y mujeres mayores de 18 años

Las parejas deberán hacer sus presentaciones vistiendo el Traje del Campesino Huilense, sin cinturón ancho, ni camisa con arandelas.

Como una de las maneras más efectivas para afianzar nuestra identidad cultural, este Encuentro permite además despertar   en los niños, jóvenes y en los adultos el interés por el conocimiento, la interpretación y la conservación del pasillo Huilense como tradicional raíz primigenia de nuestro folclor.

Las parejas hacen sus presentaciones vistiendo el Traje del Campesino Huilense, sin cinturón ancho, ni camisa con arandelas.

Este Encuentro tiene como objetivo brindar un espacio a las Expresiones modernas y al movimiento musical que se ha venido generando en el Departamento, explorando la utilización de elementos folclóricos en fusión con los éxitos de las agrupaciones actuales y así de esta manera contribuir al reconocimiento de nuestra música como elemento de identidad.

Participan todas las expresiones alternativas radicadas en el departamento del Huila, sean solistas duetos, tríos o grupos, todos éstos en la modalidad tanto vocal como instrumental.

Cada uno de los participantes debe interpretar TRES (3) temas, siendo obligatorio el que uno de ellos sea el tema original del participante presentado en la ronda clasificatoria, otro tema del género que maneja el participante y el otro sea arreglo a un tema folclórico del departamento del Huila, interpretando según su estilo, creatividad o el género musical que interpretará. La ejecución de las tres (3) obras no debe superar en su totalidad los diez (10) minutos.

Encuentro de connotación Nacional que permite el intercambio de experiencias y avances del gran movimiento bandístico Nacional. A éste convergen las más importantes Bandas Sinfónicas del País, constituyéndose como el más importante evento de su género en Colombia.

Participan las Bandas Sinfónicas Departamentales y/o similares que tengan ese carácter, cuya estructura básica corresponda a la establecida para el efecto por el Plan Nacional de Música para la convivencia del Ministerio de Cultura.

Las Bandas participantes interpretan una (1) obra de música universal y dos (2) obras del Folclor Regional Andino, cuya duración total no debe exceder de veinte (20) minutos.

Siendo el baile del Sanjuanero la raíz matriz de la identidad folclórica del Festival, este uno de los eventos de mayor trascendencia y belleza ya que es el momento que las nuevas generaciones reciben de sus mayores la responsabilidad de hacer sostenible en el tiempo y en las generaciones nuestra identidad cultural.  Este Encuentro, permite además despertar   en los niños, jóvenes, el interés por el conocimiento, la interpretación y la conservación del Sanjuanero Huilense como tradicional base fundamental de nuestro folclor.

En el Encuentro infantil participan niños entre los 6 y los 11 años de edad.

En el Encuentro Juvenil participan jóvenes entre los 12 y los 17 años de edad.

El Concurso tiene como objetivo estimular a los compositores y autores colombianos en la creación de repertorios plasmados en ritmos de la Región Andina (Pasillo, Bambuco, Chotis, Caña, Danza, Rajaleña, Sanjuanero, Guabina, Polka, etc.)

El concurso además es un sentido homenaje al compositor más representativo de nuestro departamento del Huila como lo es el Maestro Jorge Villamil Cordovez quien dedicó gran parte de su vida a la creación literaria musicalizada en los ritmos andinos en obras que trascendieron fronteras dejando en alto la cultura musical colombiana.

MODALIDADES: El concurso se realiza en dos (2) modalidades: MODALIDAD VOCAL Y MODALIDAD INSTRUMENTAL.

Por ser la cultura un elemento que tiene un flujo dinámico y rico que transforma a sus hacedores y al mismo tiempo se transforma a ella misma, es preciso que, como aporte a la misma cultura, se indague sobre quienes desde su área de conocimiento han aportado a que una comunidad cultive sus tradiciones a lo largo de las generaciones. Este es el caso de los compositores e intérpretes de músicas andinas colombianas, que han hecho de sus vidas y composiciones una inspiración para el mantenimiento de los sonidos que nos caracterizan como cultura colombiana.

Este reconocimiento de quienes fomentan la cultura se hace cada vez más importante, debido al efecto de la globalización, el cual está cada día va fortaleciendo las tradiciones propias de la cultura y afectando directamente en la identidad colectiva que caracteriza al colombiano, consumándolo en un ser masificado y consumista de la política capitalista de nuestros tiempos.

La música tradicional colombiana requiere atención, los concursos de interpretación y composición, se constituyen en un espacio importante ya que están posicionados a nivel nacional y a través de ellos se rinde homenaje a compositores huilenses y colombianos, rescatando a aquellos cultores de la música colombiana que tienen un gran valor como portadores del verdadero conocimiento de nuestro pasado artístico.

Procura la promoción de la música tradicional colombiana, como aporte a la conservación y divulgación ante la comunidad y las nuevas generaciones, y la conservación de nuestro Patrimonio Musical Colombiano, la ppromoción de solistas, duetos y agrupaciones musicales que se dedican a la música andina colombiana en todo el país, consolida la identidad cultural del departamento del Huila, impulsar la circulación de agrupaciones, solistas, duetos,  que contribuyan a la conservación de la música andina colombiana  y promover el intercambio cultural entre las regiones del país.

Es la posibilidad de incluir en el Festival Folclórico las creaciones de artistas visuales y escritores huilenses, en un Encuentro de conferencias, exposiciones y encuentros de los creadores, en torno a los procesos culturales de los Huilenses.

Es la reunión de compositores Huilenses en la que se cuentan y le cuentan al público en general los procesos de sus creaciones, sus inspiraciones y, comparten, en su propia versión, las canciones más representativas del Folclor Huilense.

Es la reunión de las comunidades indígenas, en torno a sus tradiciones, creencias y manifestaciones culturales, en reconocimiento a sus procesos de reafirmación de sus identidades.

Huila de Película es la reunión de creadores audiovisuales, en torno a sus manifestaciones.  Se realizan foros, conferencias y presentaciones de expresiones de los creadores de los Huilenses.

Es la reunión de las comunidades Afros, radicadas en el Departamento del Huila, en torno a su música, su danza y expresiones gastronómicas.

Es un espacio de encuentro para los intérpretes de las músicas ancestrales de nuestra región, y tiene como propósito difundir, reconocer y estimular la labor de los grupos que actualmente conservan este formato musical.

Participan los grupos musicales de chirimías y música andina, residentes en el Departamento del Huila cuya estructura instrumental corresponda a la conocida.

Se pone en escena las mejores representaciones danzarías del Baile del sanjuanero Huilense, que es un Bambuco que se ha convertido en el ícono de las festividades del San Juan y del San Pedro en el Departamento del Huila.  En torno al Baile, se reúnen artesanos de trajes, coreógrafos, diseñadores y comunidad en general con la que evoluciones el Baile del Sanjuanero Huilense.

Convocatorias y Anuncios

Acá se publicaran convocatorias y anuncios importantes para toda la comunidad

Ejemplo de convocatoria para gestores culturales.

Ver Todo